Alimentos para cada dosha

a)  Los sabores y la constitución individual

Para que todos los alimentos aporten sus beneficios al organismo, la digestión sea óptima, y se produzca una energía de buena calidad y células sanas; Nutrición Inbound recomienda que en cada comida se saboreen los seis sabores que existen en la naturaleza: ácido o agrio, amargo, astringente, dulce, picante y salado.

ÁCIDO O AGRIO (amla): Anabólico. Disminuye vata, y aumenta pitta y kapha. Enciende el fuego digestivo. Estimula el apetito y las secreciones digestivas. Ilumina la mente y promueve la fortaleza. Elimina los gases y la flatulencia. En exceso ocasiona sed, sensibiliza los dientes, sensación de quemazón, origina inflamaciones, fiebres, edema, úlceras, ardor, acidez, flacidez e impurezas en la sangre. Alimentos ácidos: yogurt, queso, vinagre, tomate, tamarindo, toronja, uvas verdes, frambuesa, limón, piña.

AMARGO (tikta): Catabólico. Reduce pitta y kapha, y aumenta vata. Enciende el fuego digestivo. Estimula el apetito. Restituye el sentido del gusto. Es desintoxicante, anti-bacterial, anti-parasitario, anti-pirético y vermífugo. Es antídoto para los desmayos, alivia la sensación de mareo, quemazón, picazón y enfermedades de la piel. Elimina las grasas. Limpia la garganta. Agudiza el intelecto. En exceso causa dolores de cabeza, pérdida de fuerza. Alimentos amargos: quinua, berenjena, espinaca, lechuga, rábano, pimienta negra, cúrcuma, jengibre, azafrán, achicoria, ajenjo, aloe vera.

ASTRINGENTE (kashaya): Catabólico. Disminuye pitta y kapha, y aumenta vata. Calmante, secante y refrescante. Detiene la diarrea. Favorece el buen funcionamiento de las articulaciones; y la cicatrización de úlceras y llagas. Purifica la sangre. En exceso causa flatulencia, constipación y retención de orina. Vejez prematura, extenuación, delgadez extrema y sed. Oscurece la piel, dolor en el pecho, disminuye la virilidad. Alimentos astringentes: mantequilla, miel vieja de abeja, plátanos verdes, apio, brócoli, coliflor, col, habichuelas, lentejas, patatas, manzanas, peras, granada, llantén, geranio, azucena.

DULCE (madhura): Anabólico. Disminuye vata y pitta, y aumenta kapha. Es fortificante, agradable y nutritivo. Promueve el crecimiento de todos los tejidos del cuerpo y la longevidad. Produce buena complexión. Fomenta la salud de la piel y el cabello. Reduce las toxinas. En exceso aumenta las mucosas, causa indigestión, falta de apetito, pereza, sueño excesivo, pesadez, resfríos frecuentes, pérdida de la voz, flacidez y obesidad. Cálculos en la vejiga, diabetes y cataratas. Alimentos dulces: ghi, leche de vaca, arroz, trigo, lentejas, azúcar, miel de abeja, aceite de maíz, coco, melón, plátano maduro, betarraga, sandía, dátiles, almendras, pasas, hinojo, ajonjolí, linaza, regaliz, malvavisco. El sabor dulce de las plantas se incrementa preparándolas en infusión.      

PICANTE (katu): Catabólico. Disminuye kapha, y aumenta vata y pitta. Limpia la boca. Enciende el fuego digestivo. Ayuda a la asimilación del alimento, seca el exceso de líquido. Estimula las secreciones nasales y lacrimales. Clarifica los sentidos. Cura las úlceras, la obstrucción intestinal, la lasitud, la obesidad. Limpia los tejidos musculares, abre las obstrucciones, los vasos sanguíneos, purifica la sangre. Proporciona sabor a los alimentos Incrementa el calor y el sudor. Es anti-parasitaria. En exceso disminuye la leche materna y el semen. Inflama la garganta, causa fatiga, vértigo, pérdida de fuerza. Debe consumirse con ghi o aceite, para no irritar las paredes del estómago e intestinos, y evitar las úlceras y la destrucción de la flora intestinal. Alimentos picantes: ají, jengibre, asafétida, pimienta negra, comino, nabo, rábanos, albahaca, apio, pimentón, culantro, alcanfor, canela, cardamomo, clavo de olor, eucalipto, hierba buena, laurel, mostaza, romero, salvia, anís, tomillo y valeriana. 

SALADO (lavana): Anabólico. Disminuye vata, e incrementa pitta y kapha. Enciende el fuego digestivo, aumenta el apetito, ayuda a la digestión y diluye las mucosas. Es humectante, anti-espasmódico y laxante. Estimula la salivación, limpia los vasos sanguíneos, suaviza todos los órganos del cuerpo y proporciona sabor a los alimentos. La comida muy salada dificulta la circulación de la sangre, agrava las infecciones de la piel y causa arrugas. Disminuye la virilidad, obstruye los sentidos. Causa debilidad, retención de líquidos, afecciones renales, sed, impotencia e híper acidez. Alimentos salados: sal marina, soda, calcio, magnesio, zinc, algas marinas y musgo irlandés.

b)  Cualidades de los sabores

RELACIONES ENTRE DOSHAS

Cada dosha tiene características especiales que debe armonizarse con las demás, siguiendo los consejos ayurvédicos para la alimentación, ejercicios e higiene. Los seis rasas deben ser muy bien combinados en la dieta pues ellos son responsables directos del buen funcionamiento y equilibrio de la tridosha para obtener una nutrición y salud óptimas.


Durante la enfermedad, el gusto de las hierbas y la dieta se convierte en un factor terapéutico. Por ejemplo, cuando uno tiene una infección, la medicina que usualmente prescribe un médico alópata, es la penicilina. ¿Cuál es el gusto de esa medicina? Es muy amarga, tikta rasa. Para la misma condición, un doctor ayurvédico también prescribirá hierbas y una dieta de sabor amargo para controlar la infección. En ese período debe tenerse mucho cuidado en utilizar aquellos alimentos que contengan las rasas que beneficiarán al paciente y evitar aquellos alimentos con sabores que lo empeorarán; considerando que no todas las plantas tienen un sólo sabor, y que el ghi (mantequilla clarificada) y la miel de abeja facilitan la asimilación de las plantas. Cuando las doshas están equilibradas se debe seguir una dieta predominantemente dulce (madhura rasa), y que contenga los otros sabores o rasas en pequeñas proporciones.

ALIMENTOS RECOMENDABLES
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Encuesta

¿Qué te hizo interesarte por el yoga?
 
Tenemos 175 invitados y 2 miembros conectado(s)
  • cswissclassic