Diferencia entre cuerpo y alma
Srila Prabhupada : El primer paso es saber la diferencia entre un cuerpo vivo y uno muerto. ¿Cuál es la diferencia? La diferencia es que cuando alguien muere, el alma espiritual o la fuerza viva, abandona el cuerpo. Por ello, el cuerpo es llamado muerto. Luego hay dos cosas: una, este cuerpo, y la otra, la fuerza viva dentro del cuerpo. Nosotros hablamos de la fuerza viva dentro del cuerpo. Esa es la diferencia entre la ciencia de Conciencia de Krishna, que es espiritual, y la ciencia material ordinaria. Como tal, al comienzo es en realidad muy difícil para un hombre ordinario apreciar nuestro movimiento. Uno debe entender primero que es un alma, o algo distinto a este cuerpo.

Reportero: ¿Y cuándo entenderemos eso?
Srila Prabhupada: Puedes entenderlo en cualquier instante, pero ello requiere un poco de inteligencia. Por ejemplo, en la medida en que un crío crece, se vuelve niño, el niño se vuelve joven, el joven se vuelve adulto y el adulto se vuelve anciano. A través de todo este tiempo, aunque su cuerpo está cambiando de crío a anciano, él está sintiendo siempre que es la misma persona, con la misma identidad. El cuerpo está cambiando, pero el ocupante del cuerpo, el alma, permanece igual. Luego lógicamente deberíamos concluir que cuando nuestro cuerpo actual muere, tomamos otro cuerpo. Eso se llama transmigración del alma.

Reportero: ¿De manera que cuándo la gente muere, es sólo el cuerpo físico el que muere?

Srila Prabhupada : Sí. Quien muere no es la persona, sino el cuerpo. El cuerpo está siempre muerto. Es como una máquina. Una grabadora está hecha de materia inerte; pero tan pronto como usted, el ser viviente, le oprime un botón, funciona. Similarmente, el cuerpo es también materia inerte. Pero dentro del cuerpo está la energía de la vida. Mientras este principio activo permanezca en el cuerpo, éste responderá y parecerá vivo. Por ejemplo, todos tenemos la capacidad de hablar. Si pido a uno de mis estudiantes que venga, vendrá. Pero si el principio activo abandona su cuerpo, no vendrá aunque yo estuviere llamándolo por miles de años. Pero, ¿qué es exactamente el principio activo? Ese es un asunto diferente, y la respuesta a esta pregunta es el verdadero comienzo del conocimiento espiritual.

Prof. Dürckheim: Puedo comprender lo que usted ha señalado del cuerpo sin vida; que tiene que haber algo dentro de él que le infunda vida. La única conclusión posible es la de que son dos cosas diferentes: el cuerpo, y el principio activo. Pero, ¿cómo podemos llegar a tener conciencia del principio activo en nosotros mismos, en forma de una vivencia, y no simplemente de una conclusión intelectual? En el sendero interior, ¿no es más importante la vivencia de esta realidad más profunda?

Srila Prabhupada: Usted, usted mismo, es ese principio activo. El cuerpo vivo y el cuerpo muerto son diferentes. La única diferencia es la presencia del principio activo. Cuando éste no está presente, se dice que el cuerpo está muerto. El verdadero yo es el principio activo. En Los Vedas encontramos la máxima so 'ham: “Yo soy el principio activo”. También se dice, aham brahmasmi: “Yo no soy el cuerpo material. Yo soy Brahman, espíritu”. Esto es conciencia del verdadero yo.

Prof. Dürckheim: Considere esto. Es posible que uno de sus estudiantes diga “Yo soy espíritu”, pero probablemente no es capaz de experimentarlo.

Srila Prabhupada: ¿Cómo podría dejar de experimentarlo? Él sabe que él es el principio activo. Todos íntimamente saben que no son el cuerpo. Hasta un niño lo sabe. Podemos verlo por la forma en que hablamos. Decimos: “Este es mi dedo”. Nunca decimos: “yo dedo”. Así pues, ¿qué es ese yo? Ésta es la conciencia del alma o verdadero yo: “Yo no soy el cuerpo”. Y esta comprensión puede hacerse extensiva a todos los demás seres. ¿Por qué el hombre mata a los animales? ¿Por qué perturba a los demás seres? Quien es consciente del verdadero yo, puede ver: “Aquí hay otro yo. Simplemente tiene un cuerpo diferente; pero el mismo principio activo que existe dentro de mi cuerpo, está actuando dentro de su cuerpo”. La persona consciente de su verdadero yo ve a todos los seres con una visión ecuánime, comprendiendo que el principio activo, el yo, está presente no sólo en los seres humanos, sino también dentro de los cuerpos de las bestias, las aves, los peces, los insectos, los árboles y las plantas.
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Encuesta

¿Qué te hizo interesarte por el yoga?
 
Tenemos 116 invitados y 1 miembro conectado(s)
  • oojose