LA DIETA AYURVÉDICA

1. DIETA VATA

Para disminuir vata prefiera:

- Platos calientes y texturas moderadamente pesadas.

- Sabores: dulce, agrio y salado. Pesado, aceitoso y caliente.

- Alimentos suavizantes y satisfactorios: leche caliente, crema, mantequilla, cereales calientes, pan recién horneado, sopas y guisados calientes, y de cocimiento prolongado; todos contienen el alimento dulce que es el más sedante para el cuerpo, en su mayor parte, también son calientes y pesados.

Vata puede controlarse aumentando pitta, kapha, o ambos, resultando en un balance. Es un dosha frío y seco, muy sensible a la atmósfera que rodea la comida. El mejor alimento del mundo no le caerá bien si alrededor de la mesa reina la tensión.

Para disminuir vata es necesario eliminar todas las bebidas frías como las gaseosas, y las comidas frías y secas tales como las meriendas empaquetadas y galletas. También deben evitarse los platos complejos. Las personas tipo vata digieren mejor las comidas simples y las bebidas calientes. El jengibre, la canela, el hinojo, despiertan el apetito de vata algo adormilado. Una avena caliente es ideal cuando se siente nervioso, o una taza de crema de verduras es mejor que un dulce. El sabor dulce es beneficioso para vata, pero el exceso de azúcar o miel puede subir violentamente la energía disminuida. Su acción se atenúa con la leche. En vez de nueces, de propiedades oleosas y pesadas, consuma almendras después de remojarlas toda la noche y pelarlas. La pasta de nueces o semillas de ajonjolí (sésamo) es muy digerible por vata.

Un desayuno nutritivo, con sopa de trigo o arroz caliente, es lo mejor. Como se desenergetizan a media tarde es bueno un té de hierbas y pastas. A veces, los platos muy condimentados también suelen sentarle bien, como la comida mexicana o india. Las ensaladas deben servirse a temperatura del ambiente y no frías, y con un aderezo oleoso para que sean más equilibrantes. Es preferible cocer todas las verduras y hortalizas en un poco de aceite en vez de hervirlas, serán mejor disfrutadas por un vata ansioso. Tome agua caliente en las comidas en lugar de agua fría, sopa en lugar de ensaladas, sírvase pan con mantequilla a gusto, y postre, ojalá caliente, como el pastel de manzanas; evite los postres helados. Como cena, es ideal un plato de cereal caliente, o arroz servido con lentejas a la mantequilla, o una sopa menestrón. Las pastas y leche caliente pueden tomarse antes de comer, para conciliar bien el sueño. 
El aceite es bueno para pacificar vata, tanto para el consumo interno como para la aplicación externa; siendo los aceites calientes los mejores, como el de ajonjolí y almendras. Los masajes con aceite tibio alimentan la piel, los huesos y nervios. El aceite de ricino es excelente para limpiar toxinas internas.

La meditación, la oración y los momentos tranquilos durante el día son importantes para los vata. Deben evitar el estrés, el miedo y la ansiedad; y buscar la regularidad en los hábitos cotidianos. Para las personas tipo vata es importante cultivar amor al hogar y valores kapha, como solidez, romanticismo y satisfacción de las emociones. Con frecuencia los problemas de autoestima o simplemente la falta de amor es la causa de hábitos dañinos. La capacidad de amar y de recibir amor es el gran balance para ellos.

a)  Desayuno (primera opción)

- Aromática de jengibre con canela endulzada con miel.

- Sopa de trigo, o una porción de arroz condimentado con ghi y semillas de ajonjolí.

Desayuno (segunda opción)

- Aromática de menta endulzada con miel.

- Yogurt con avena tostada y frutos secos (maní, almendras y pasas).

- Un chapati o rebanada de pan con mantequilla y mermelada.

b)  Almuerzo (primera opción)

- Aromática de cáscaras de naranja endulzada con miel.

- Sopa de quinua sazonada con hojitas de apio, laurel y pimienta, con choclo o mazorca.

- Verduras cocidas en abundante aceite o ghi.

- Arroz integral o blanco sazonado con perejil, pimentón y zanahoria.

- Ensalada de betarragas (remolacha) cocida con aceitunas, apio, un suave toque de aceite de oliva, gotas de limón y sal.

- Hallava o un trozo de pastel.

Almuerzo (segunda opción)

- Aromática de cardamomo y jengibre endulzada con miel.

- Sopa de avena con choclo o mazorca, un porción de brócoli y un toque de ghi.

- Pasta o fideos o espaguetis con salsa de tomate.

- Ensalada de pepino con yogurt.

c)  Cena

Crema de zapallo con semillas de mostaza.

Un chapati o puri o una rebanada de pan integral con mantequilla.

 

2.  DIETA PITTA

Para disminuir pitta prefiera:

- Comidas frías o calientes, pero no humeantes.

- Texturas moderadamente pesadas.

- Menos mantequilla y grasa.

- Sabor dulce, amargo, y astringente. Frío, pesado y seco.

La explosión de emociones intensas, la sensación quemante, de ardor o inflamación en cualquier parte del cuerpo indica que pitta está muy alto y debe disminuirse. La baja temperatura del cuerpo, el letargo y pesadez de la mente indican escases de pitta. Pitta puede disminuirse aumentando kapha. En general una dieta y estilo de vida kapha es beneficioso para las personas tipo pitta con buena digestión. Las hierbas frías y amargas son excelentes para disminuir pitta, y desintoxicar la sangre y los órganos pitta (hígado, bazo, páncreas e intestino delgado).

Los tipos pitta nacen con una digestión naturalmente fuerte y eficiente, que permanece así hasta que es perturbada. Pueden comer de todo; por tanto, necesitan precaución para no abusar del estómago. Deben tener cuidado con la sal, lo agrio y picante, y sobre todo, con la glotonería. Es un dosha caliente, por tal aprecia mucho las ensaladas, principalmente en verano. En esta estación les conviene a los pitta los alimentos fríos y refrescantes con menor cantidad de sal, aceites, grasas y especias, que son los que dan calor al cuerpo. Las ensaladas contienen los sabores: amargo y astringente, que equilibran a pitta, además de ser frías y ligeras. También son recomendables la leche y el helado. Un desayuno de cereales fríos, tostada con canela y zumo de manzanas es muy apropiado para sustituir el té, las rosquillas y el zumo de naranja.

Los pitta deben evitar los encurtidos, el yogurt, la crema agria y el queso. El zumo de limón en las ensaladas es mejor que el vinagre. Evite los platos fritos y aceitosos, calientes, salados y pesados, en general, evite la comida muy condimentada. En cambio son beneficiosos los alimentos ricos en fécula como hortalizas, cereales y leguminosas que satisfacen su hambre devoradora. Les favorece una dieta alta en hidratos de carbono, sobre todo en momentos de tensión. Los alimentos fermentados y bebidas alcohólicas agravan pitta, debido a su acritud, así como los ácidos del café. Para calmar el humor es mejor habituarse a las infusiones de menta o regaliz. También deben evitarse los alimentos envasados y de preparación instantánea por ser muy abundantes en sal y sabores agrios.

Los problemas digestivos de las personas tipo pitta también deben considerar vata, ya que ambos están relacionados con problemas crónicos de indigestión. En ocasiones, pitta baja o vata sube y agrava el otro humor. Ya que pitta controla la mezcla de la bilis con la comida, vata se ve directamente afectada cuando pitta no funciona correctamente. La diarrea es un problema tanto pitta como vata así como la constipación. La mala absorción intestinal es un problema pitta, directamente relacionado con un estado bajo de agni, el que debe aumentarse lentamente con las hierbas adecuadas, y consumiendo granos simples y vegetales al vapor con los condimentos correctos. La mejor terapia para los pitta es estabilizar el estado mental y emocional así como los masajes con aceites de oliva y coco.

La meditación, contemplación y oración tienden a disminuir las emociones ardientes asociadas con pitta. Un ambiente estable y amoroso en casa también ayuda a evitar el recalentamiento de pitta. Un estilo de vida sáttvico es lo más importante para las personas pitta ya que tienden a dominar, controlar y agredir a otras personas. El comer y vivir de forma sáttvica es el mejor camino para disminuir las intensas emociones asociadas con pitta.

a)  Desayuno (primera opción)

- Aromática de menta endulzada con miel o panela (chancaca).

- Dos tostadas integrales con mantequilla.

- Ensalada de frutas (banana, mango y manzana).

Desayuno (segunda opción)

- Aromática de laurel con gotas de limón, endulzada con miel.

- Avena tostada  con frutas dulces y naturales (mango y  banana) endulzadas con miel o panela.

a)  Almuerzo (primera opción)

- Aromática de hinojo endulzada con miel.

- Arroz blanco o integral con gotitas de limón.

- Vegetal de calabaza con zanahoria al vapor con trocitos de queso.

- Ensaladas de verduras crudas de preferencia de hojas verdes.

Almuerzo  (segunda opción)

- Aromática de menta endulzada con miel.

- Sopa de zanahoria con papa y espinaca condimentada con ghi, un poco de pimienta, laurel y albahaca.

- Papas gratinadas con acelga, mazorca tierna, queso parmesano, orégano y nuez moscada.

- Ensalada de lechuga, tomate, apio y cilantro con un toque de aceite de oliva y sal.

c)  Cena

Leche caliente con un trozo de jengibre.

2  tostadas.

 

3.  DIETA KAPHA

Para disminuir kapha prefiera:

- Comidas calientes y ligeras.

- Platos secos, preparados sin demasiada agua.

- Un mínimo de mantequilla, aceite y azúcar.

- Sabor amargo, picante y astringente. Lo ligero, seco y caliente.

La obesidad y la diabetes indican un exceso de kapha, y con frecuencia un trastorno o mal funcionamiento de pitta. Las personas tipo
kapha no necesitan estar obesas, lentas o diabéticas para presentar un trastorno de kapha. El letargo, el sueño excesivo, la baja energía, la depresión o falta de motivación indican que el humor kapha es excesivo y es necesario disminuirlo. Debido a que pitta controla el metabolismo y la digestión, un exceso de kapha puede “apagar el fuego”. El aumento de pitta es en muchos casos la base para el tratamiento de kapha excesivo. Hierbas y comidas calientes pueden ayudar a aumentar pitta. La desintoxicación es muy importante en el tratamiento de las personas kapha, pues el mal funcionamiento del metabolismo acumula toxinas en los tejidos, en el sistema digestivo, en la sangre, en todo el cuerpo. Esta es la causa de muchas enfermedades kapha. Una simple falta de energía también puede indicar acumulación tóxica en el organismo.

Kapha dosha es lenta para dejarse afectar por la comida, pero con el tiempo el tipo kapha se desequilibra por comer demasiados alimentos dulces y suculentos. Debe evitar el consumo excesivo de sal, pues favorece a la retención de líquidos. Prefiera todo lo que aumente lo liviano: una comida frugal y ligera a la hora del desayuno y la cena. Si no siente hambre, suprima el desayuno. Si elimina una comida con agua caliente y una cucharada de miel será suficiente. Reduzca el consumo de dulces, use miel para endulzar, pero no más de una cucharada al día. Las semillas de sésamo en el pan y los panecillos ayudan a contrarrestar la cualidad dulce y pesada del trigo, aunque no es lo más recomendable para kapha.

Los kapha necesitan ponerse en movimiento con prontitud en las mañanas, por ello, prefiera lo caliente con especias, como los panecillos de maíz, cacao amargo con leche descremada y un toque de miel. En general, les sienta bien todo lo caliente y ligero; no así lo frío, pesado o dulce. Lo frío tiende a crear congestión, sobre todo en el clima húmedo del invierno. Evite la leche, mantequilla, helado y dulces azucarados, pues enfrían y congestionan el organismo. Lo mejor es tomar leche descremada y hervida para facilitar la digestión. Si despierta congestionado (a) por la mañana, indica que hay un exceso de kapha; tome miel, agua caliente, zumo de limón y jengibre.

Antes de comer, estimule el apetito con sabores amargos o picantes, en vez de salados y agrios.  Lo amargo de la lechuga romana o achicoria, o el agua tónica despertará las papilas gustativas sin provocar exceso en la mesa. También es muy recomendable la infusión de jengibre, así como el uso del comino, la semilla de sésamo y la cúrcuma que son amargos y astringentes. Agregue a la dieta sabores picantes con especias como los de la comida mexicana o india, para lavar las membranas mucosas. Los platos condimentados facilitan la digestión y calientan el cuerpo; los amargos y astringentes ayudan a dominar el apetito. La comida picante es mejor en invierno que en verano, ya que compensa el frío húmedo que afecta a kapha. Prefiera alimentos cocidos, nunca dorados en aceite; y las frutas crudas y hortalizas. Las hortalizas deben ser poco cocidas. También prefiera en todas las comidas, los platos calientes a fríos: una entrada caliente en lugar de emparedado, un pastel de manzana caliente en lugar de un helado. Nada mejor para el equilibrio de kapha que calentar su fría digestión. La cocción en seco como al horno, a la parrilla o salteado en poco aceite es mejor que la cocción húmeda o al vapor, hervido o escalfado. El aceite de maíz y de girasol son los más favorables para preparar las comidas. Es mejor el agua a temperatura del ambiente que las bebidas frías; ensalada en vez de sopa (salvo en temporada fría) y postres de frutas calientes en vez de helados.

Para el tipo kapha, son muy importantes las relaciones sinceras, y el trabajar en grupo para mantenerse motivado. Las relaciones superficiales le son deprimentes y agotadoras. Las actividades al aire libre le son muy beneficiosas. Las dietas no deben ser extremas ya que la falta de nutrientes puede impactar negativamente el aspecto psicológico.

a)  Desayuno (primera opción)

- Aromática de canela con gotas de limón y media cucharadita de miel.

- Una porción de ajonjolí tostado, con miel y cardamomo en polvo.

- Un chapati integral untado con poca mantequilla.

Desayuno (segunda opción)

- Aromática de menta y miel.

- Avena tostada, con uvas pasas, nueces y frutas dulces, todo endulzado con miel.

b)  Almuerzo (primera opción)

- Aromática de manzanilla endulzada con miel.

- Crema de zapallo con semilla de mostaza y jengibre.

- Arroz con verdura condimentada con ghi.

- Tacos rellenos de berenjena con salsa de tomate picante y queso rallado.

- Ensalada de lechuga con aceituna, albahaca, orégano y gotas de limón.

Almuerzo (segunda opción)

- Aromática de jengibre y cardamomo endulzada con miel.

- Sopa de frijol colorado con verduras, condimentada con perejil.

- Puré de papas con semillas de linaza.

- Brócoli y habichuelas condimentadas en ghi.

- Ensalada de espinaca cocida al vapor, con salsa de aceite de oliva, gotas de limón, ají y ajonjolí tostado.

c)  Cena

- Sopa de apio con papas y perejil.

- Una tostada o chapati untados con poca mantequilla.